lunes, 20 de junio de 2011

Ni tú eres Calisto, ni yo Melibea.


Es un fuego escondido, una agradable llaga, un sabroso veneno, una dulce amargura, una deleitable dolencia, un alegre tormento, una dulce y fiera herida, una blanda muerte.

La Celestina, Fernando de Rojas.




Cuando sales con tus amigos de fiesta
y lleváis el alma al descubierto,
cuando haces honor al vocablo "embriaguez"
y pierdes la noción del espacio-tiempo,
cuando no adviertes mis desvelos
ni las llamadas perdidas,
recuérdalo,
amor,
ni tú eres Calisto ni yo Melibea.

Cuando le vomito a Lucrecia
mis desdichas de tus noches,
mis ojeras de tus días,
mis conjuros de tu vida.

Cuando me empujas al pecado
y más tarde me abandonas
in hac lacrimarum valle,
en este valle de lágrimas
que es estar sin tu cuerpo,
en este jardín sin flores y
sin Celestina que nos aguarde.

No lo olvides,
muñeco,
que yo no soy Melibea:

ni loco amor,
ni torre,
ni sangre.



Sentimentiras.

12 comentarios:

Porcelana dijo...

Because I'm not a miracle...

:)

Elisiii dijo...

OHHHHHHHHHHHHHH creo que es esto realmente por lo que debemos luchar! no ser una Melibea!
que les den a todos los Calistos que se pasen de listos

Ahora somos nosotras las que tomamos el mando, bien pues, allá vamos!

Sentimentiras dijo...

Aquí milagros ya...pocos jajajaja.

Este es de los últimos poemas tontos y con mala leche que escribo.

Lo prometo.

M.Samsa dijo...

pues a mí estos poemas tontos para cabrones listos me gustan!

Juan C. dijo...

Cómo definir esto?
Primero doy con el blog de Tadeo, luego con el de Verónica y después con el tuyo... hoy estoy recuperando la fe en los escritores que encuentro por internet...

Tu poema es canalla, tierno... no te hagas de rogar, por favor, y no dejes de escribir esto (sea lo que sea)

vera eikon dijo...

¿Realmente nos empujan al pecado, Rocío?. Por lo que te conozco debes ser de las que se precipitan sin remordimiento en él. Y creo que ciertamente es eso lo que nos diferencia de las Melibeas. En los infiernos es donde florecen los más hermosos y descarnados versos. Y yo que los lea (cuando eres tú quien los escribe)....
Me ha gustado mucho...Besos

Cometa errante dijo...

no es un poema tonto, como ninguno de los tuyos..pero le reconozco el pelín de mala leche jajajaj brillante, como siempre!

un beso, caleidosc.. :)

P.Moore

Sonia dijo...

Me ha encantado!
Rosa Navarro Durán vino este curso a dar una conferencia a mi facultad y dijo, con esa picardía que la caracteriza: Calisto es idiota! Quién puede matarse cayéndose de una escalerita!! :P

Sara dijo...

Qué chulo

senses and nonsenses dijo...

no somos ni Romeo ni Julieta, ni Calixto ni Melibea... corren malos tiempos para la lírica. y para el amor cortés.

un abrazo.

el poema de Pessoa es una maravilla también.

Sentimentiras dijo...

Muchas gracias a todos.

El poema era sólo una mueca, una burla a los Calistos listos y a las Melibeas tontas.

Anónimo dijo...

Y yo esto por qué lo he visto ahora???? o.O
Sin palabras Ro
in hac lacrimarum valle....
pero contigo siempre se me saltan de la risa, so mamona!
Mi poetisa favo muy muy favo (L)

**La nena del imán**