miércoles, 22 de octubre de 2014

Hablar de ti es empezar la lluvia




Y por eso tienes razón al decir que ya una vez fuimos uno.

Kafka







Hablar de ti es empezar la lluvia, 
esa que estaba ahí desde el principio, 
la misma que sonaba de fondo 
cuando las letras viajaban
un tiempo antes que nosotros,
cuando
las manos aún eran vírgenes 
de no habernos tocado todavía. 

El agua cae y todo es un constante deslizarse
un presuponer pulmones
y pecho y labios y humedad
y una casa pequeña donde guarecerse,
donde llegar mojados 
y vencidos
y entonces besarse.


Si llover es hablar de ti, 
entonces el amor es empaparse los ojos.



Rocío.



lunes, 12 de mayo de 2014

Genealogía

Como esa especie de temblor de tierra que sintió José Arcadio la primera vez que entró dentro de una mujer, 

dentro de Pilar Ternera.                             Y todo el amasijo de carne y palabras que fueron, que seremos siempre.

Como la bóveda de una iglesia que ya no recuerdo
de una ciudad que no es Macondo pero que también anuncia un cielo y otro temblor y otro cuerpo y un inicio.

Como verterse sobre la tierra que ya es tuya y derramarse y
repartirse.

Y ver que
así suena el mundo
cuando hay amores que vienen haciendo el ruido de toda una estirpe.

Rocío.

miércoles, 19 de marzo de 2014

De rerum natura.

             

               ¿Por qué eres tan breve?

                                          Hölderlin


Quiero el silencio de después
y todas esas pequeñas palabras
que tras mucho pensarlas
terminan sin ser arrojadas.

Quiero tus sílabas y
tu labio magullando vocales
y quiero la hierba
si decimos hierba
y quiero el cielo
si decimos azul.

Quiero que hagamos un pacto
con la naturaleza de las cosas
-como Lucrecio-
y que seamos átomos
letras
y números
que no nacieron de una explosión
sino de algo más,
de un amor,
quizá,
que un día fue
materia para el viento.


Rocío.