viernes, 25 de mayo de 2012

Verano.


Un nacimiento oscuro, sin orillas,
nace en la noche de verano,
en tu pupila nace todo el cielo.

Octavio Paz



Fotografía: Emily Hunt



Lo que de verdad me jode del verano,
más incluso que el calor pegajoso,
la gente bebiendo horchata o
los hombres en pantalones cortos,
más,
mucho más que eso
lo que de verdad me jode,
y bien,
es esa desnudez de ventanas abiertas,
los ruidos de zonas comunes
y, siendo claros,
esa estúpida manía que tienen
los vecinos de enfrente
de hacer el amor en la siesta.


Rocío.

9 comentarios:

P. dijo...

Sí.

Y quizás por eso, siempre fui más de invierno, y de jerséis de lana

Amanecer Nocturno dijo...

Prefiero oír hacer el amor a los vecinos que sus gritos enfervorecidos a todas horas. Eso sí, odio el verano tanto como tú.

Kramen dijo...

Jajaja, aun asi, siempre te quedarás las palomitas y los murales de nubes transformistas.

Y disculpa... pero a mi me encantan los pantalones cortos y mis medias de pelos en forma de rejilla jajaja.

Los que venimos de la mancha... tenemos más que merecido enseñar nuestras canillas. Alli os veranos duran como un embarazo, y abundan los nudistas.

David Mariné dijo...

no me jode nada de lo que has escrito en estos versos y aún así el poema me parece esplendido y me encanta.
felicidades, un abrazo.

vera eikon dijo...

Lo que me jode del verano es que yo no tengo tiempo para siestas!!!jajaja
Me gustó mucho, Rocío. Bicos!!

javierhurcos dijo...

Pues si ves al vecino haciendo el amor, pues imítale, es lo mejor.

A mí me gusta el verano.

Un saludo

L. B. dijo...

Este prosaísmo que me llega.

A. dijo...

Cuántas cosas me he perdido por aquí!Sigue brillando la misma poesía, de quien lee y se lee y se empapa. Qué alegría volver :)

Fran dijo...

O travestirse los senos para hacer noche de amantes...

bsos