domingo, 2 de octubre de 2011

Stand by.


Me he mirado despacio y no me encuentro.

Vicente Gallego




Hablo de los gestos. Los pequeños gestos cotidianos: el acto de levantarse de la cama, ojos a medio abrir, las marcas de la almohada aún en las mejillas. Ponerse los pantalones, la camiseta, los calcetines, pelear con los zapatos. Trenzarse el pelo frente al espejo, contemplar el reflejo que se muestra voluptuoso ante ti. Y comprobar el reproche del cristal: eso tampoco eres tú.


Anhedonia.

23 comentarios:

M.Samsa dijo...

parece que el otoño no nos está sentando bien a ninguna de las dos, querida Rocío...:P

Noelia Palma dijo...

es cotidiano no saberse...

Eleanor Smith # dijo...

Claro que no. Uno es mucho más. Sólo que no siempre nos damos cuenta.

Un beso o 2 #

Lexy dijo...

Y pasa que tenemos epocas asi, que no hay manera de encontrarnos...

jojoaquin dijo...

me encanta el final. Ese reproche. Besos

Jana la de la niebla dijo...

Siempre me impresionó esa frase de una canción de Estopa: "y no me encuentro ni en los espejos".
Más de media vida de la que pasamos despiertos somos autómatas, ¿dónde estamos? A veces ni siquiera nos buscamos.
Muchos besos.

Paloma Corrales dijo...

Me encanta, rotundo y precioso a partes iguales.

Beso.

BabyPeach dijo...

Se intentará mirar el vaso medio lleno :)

Anónimo dijo...

El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional

(Nadie dijo que fuera facil ser una princesa)

Javier H dijo...

Espero que todo vaya bien y se arregle. A veces la vida no está para literaturas.

Carlos Rodríguez Arias dijo...

Qué profundo
Un beso

Anónimo dijo...

Tira la bobina de Ariadna, corta el hilo de una vez y buscate en la calle...

J. G. dijo...

que buena esa trenza

Sentimentiras dijo...

Siempre hay idiotas, cual Teseo, que enredan a Ariadna impidiéndole buscarse en la calle.

Anónimo dijo...

Igual la idiota es Ariadna por dejarse enredar o por no encontrarse y ser un ser triste y lastimero...

Sentimentiras dijo...

No encontrarse no es signo de ser triste ni lastimero.

Triste y lastimero es Teseo, enredando y dejando abandonada después a Ariadna en la primera playa que vio.

Anónimo dijo...

Sus motivos tendría..

Sentimentiras dijo...

Claro, hay dos posibles motivos:

que Ariadna no está hecha para ser admirada por cualquier Teseo o bien que la cobardía hace estragos en Creta.

Cometa errante dijo...

"Stand by. me" :) besos

anonimo dijo...

Los espejos no nos ven como nosotros nos vemos. Yo, a ellos, los miro casi siempre de reojo por lo que te puedan decir

Layla dijo...

pues no, eso tampoco somos nosotros. preciso como siempre ;)

El titán dijo...

Siento discrepar, pero va a ser que si. El reproche del espejo es siempre la visión cristalina y sin nada más de uno mismo. Aunque joda.

MAR dijo...

:)