sábado, 29 de octubre de 2011

Umbilical.


Fotografía de Martina Falchetti.


Las ciudades se han llenado
de humo y niebla.
No puedes ver dos metros más allá
a tu hermano
o a tu padre
o a esa vecina del 5º
a la que te encanta espiar.
Y por eso disparas,
por eso lanzas la piedra,
por eso te salpica tu propia sangre,
por eso te empujan a huir.
Porque las ciudades nos están desahuciando
igual que uno expulsa un veneno,
así,
sangrándolo poco a poco.
Es por eso y sólo por eso
que uno coge sus cosas y se larga,
uno toca y se larga,
uno muere y se larga.
Y uno vuelve,
así,
len-ta-men-te,
al útero materno.


Anhedonia.

22 comentarios:

M.Samsa dijo...

Con los ojos bien abiertos, para criticar todo porque vengo del infierno de la poesía y te digo Rocío que no encuentro pegas.
No tengo ni idea de construcciones, encabalgamientos ni mierdas pero digo yo que cuando un poema se lee solo es que está muy bien hecho. El tuyo no es que tenga un ritmo fluído, es que levita el ritmo...

Creo que es lo mejor que te he leído hasta ahora, pero no me hagas mucho caso. Vengo del infierno de la poesía. De poemas intrincados y laberínticos que no dicen absolutamente nada y me encuentro con esto.

Al útero no puedo volver pero me pierdo en la sierra de vez en cuando y es un placer.

jodidamente bueno, Rocío.

jojoaquin dijo...

me ha encantado; aunque me dé miedo decirlo. Besos

Noelia Palma dijo...

como dirías vos seguramente

JO-DER

MeRyLaFeLiZ dijo...

muy bonito!

EMMAGUNST dijo...

...por eso la relaciones interpersonales son touch and go...?

Mmmm... J O D E R !!! :)

Claudia Tubilla dijo...

Que bueno lo ultimo.. esta muy bien :)

Alba Flores Robla dijo...

Yo aún no he salido del útero materno.

Helenaconh dijo...

qué buena eres, sólo eso, te iba a decir yo. Y leo primero lo que dice M. Samsa y pienso qué poco, sólo, te iba a decir yo, con todo lo que dices tú.

Eleanor Smith # dijo...

Me gusta. Simple y sencillamente eso ~

Un beso o 2 #

CAOS dijo...

M.Samsa y ConHache se me adelantaron...

suscribo y subrayo lo dicho por ellas.

no serás poeta, pero qué bien disimulas, joía.

ñam

Manuel Pujante dijo...

Me gustan las ciudades llenas de humo. Me gusta la niebla. Y me gusta buscar a la gente entre el humo y la niebla y que mi sangre me salpique.

Y ( si se me permite la contradicción) me encanta tu poema.

Un saludo.

libeasler dijo...

Excelentes líneas
Saludos

Anónimo dijo...

Ahí va una crítica constructiva: blablablablablablablabla

Paz Hdez Páramo dijo...

mencanta!!!!!!!!!!!!!!!

Velero dijo...

El Eterno Retorno a lo esencial.

Saludos.

Anónimo dijo...

Don Luis: Me vencéis. Pasemos a las conquistas.
Don Juan: Sumo aquí cincuenta y seis.
Don Luis: Y yo sumo en vuestras listas setenta y dos. (72)
(......)
Don Juan: Partid los días del año entre las que ahí encontráis. Uno para enamorarlas(1), otro
para conseguirlas(2), otro para abandonarlas(3), dos para sustituirlas(5), y una hora para olvidarlas. (Total 5 días y 1 hora)
----------------
72*5=360 días
+ 72 horas
Total 363 días
----------------
Todavía sobran 2 días
-----------------

Anónimo dijo...

¡Oh! Sí. bellísima Inés,
espejo y luz de mis ojos;
escucharme sin enojos,
como lo haces, amor es:
mira aquí a tus plantas, pues,
todo el altivo rigor
de este corazón traidor
que rendirse no creía,
adorando vida mía,
la esclavitud de tu amor.

Anónimo dijo...

Llamé al cielo y no me oyó,
y pues sus puertas me cierra,
de mis pasos en la tierra
responda el cielo, y no yo.

Anónimo dijo...

(Cae DON JUAN a los pies de DOÑA INÉS).

Anónimo dijo...

En ninguna galería se podrá encontrar nada más bello que la belleza de las ocho lunitas que marcan el camino

Anónimo dijo...

Warum betrübst du dich, mein Herz?

tajalapiz dijo...

En todo caso aunque no se pueda volver es una buena dirección.
saludo