miércoles, 22 de octubre de 2014

Hablar de ti es empezar la lluvia




Y por eso tienes razón al decir que ya una vez fuimos uno.

Kafka







Hablar de ti es empezar la lluvia, 
esa que estaba ahí desde el principio, 
la misma que sonaba de fondo 
cuando las letras viajaban
un tiempo antes que nosotros,
cuando
las manos aún eran vírgenes 
de no habernos tocado todavía. 

El agua cae y todo es un constante deslizarse
un presuponer pulmones
y pecho y labios y humedad
y una casa pequeña donde guarecerse,
donde llegar mojados 
y vencidos
y entonces besarse.


Si llover es hablar de ti, 
entonces el amor es empaparse los ojos.



Rocío.



11 comentarios:

Tomás Rivero dijo...

Disparo: "...habernos tocarnos todavía." Creo que aquí va un "tocado". Aunque el poema no está tocado ni mucho menos, flota bien entre verso y verso y no se hunde en las profundidades abisales. Es húmedo y lluvioso, cala.

Un beso, Rocío.

Julián Nailes dijo...

Me gusta la metafora de amor y la lluvia...pero es triste. Y aunque el amor duela muchas veces. Siempre dije que me "fastidiaba" el hecho de que siempre le atribuimos los "males" de la vida. Y cuando nos llega el abrazo amoroso, ninguno, nadie, cantamos las alegrias que nos da. :)

abrazo.

Todo lo que fuimos. dijo...

¡Hola!
me gustaría que te pasaras pos mi blog y dieras alguna opinión, te espero en dimetodoloquefuimos.blogspot.com
Gracias, un abrazo.

Bluemīnda dijo...

Bello, como la lluvia.

Un abrazo!

Emilie dijo...

Hace mucho que conocí este blog y siempre me gustó un montón como escribís. Tus palabras fluyen muy lindo, no es nada puesto ni forzado.
Besos y hasta el próximo post!! :)

Isa dijo...

Me encantó, como siempre...

Navegante Del Alma dijo...

Brillante. Y hermoso.
Hay gran material acá, poesía de alto nivel y creatividad.
Y metáforas que perturban.
Saludos.

Carmen Troncoso dijo...

Esplendoroso poema, un abrazo feliz!

RECOMENZAR dijo...

Maravilloso me ha encantado

Vaivenes e Insomnios dijo...

Me alegro de haberte encontrado, hace mucho que no llueve. Gracias

Sam Black dijo...

No soy un genio en poesía, pero me gustan tus poemas aunque no entienda todo lo que digan. Más tarde los volveré a leer y seuro que todo estará más claro :)