domingo, 19 de febrero de 2012

Tú, que eres febrero.


A mi madre, en su cumpleaños.




Recordar lo enorme
del milagro de la vida
y su multiplicación de las entrañas.
Recordar tu juventud,
lo diáfano,
lo pequeño:
el mundo es un dialecto.

Y ver cómo el tiempo pasa,
cómo el tiempo te abraza y te mece
y te quedas dormida,
minúscula,
en tu sueño.

Y ver cómo despiertas
cada mañana,
cómo naces
cada mañana,
cómo me pares
in-can-sa-ble-men-te
cada mañana.

Y escribir este poema para ti,
solo para ti,
que tienes el corazón pálido
como decía Eluard,
de tanto esfuerzo
y tanto amor.


Rocío.

13 comentarios:

RChS dijo...

Jolie, tanto como el milagro de la vida, o en este caso el de la gratitud. Sera que la suerte es de teneros la una a la otra.

Felicidades a ella, pues

Y saludos a ti !

M.Samsa dijo...

pues parece ser que el amor no perjudica la escritura...no? ;)

eloy dijo...

Yo, si fuera tu madre, te daba un gran abrazo, y si no también.

Tomás Rivero dijo...

Las madres. Hay cosas hermosas en esta vida. Un padre, por ejemplo. Enamorarse, por ejemplo.
Pero sin una madre un@ está literalmente acabado. Nada como poder tocar, rozar, las mejillas de tu madre. Ver en sus ojos tu vida.

la chica de las biscotelas dijo...

ains...

Rocío dijo...

Muchas gracias a todos :)

"Ver en sus ojos tu vida", qué bonito eso, Tomás.

Leonel Licea dijo...

Me emocionas, Rocìo, por muchos motivos.
Te abrazo fuerte.
Leo

Charcos dijo...

ay que bonito, si que si

besicos guapa

Eleanor Smith # dijo...

Qué hermoso regalo a tu madre Rocío.
Precioso poema.

Un bezzz

Amanecer Nocturno dijo...

No me canso de tus poemas. Qué belleza.

Noelia Palma dijo...

ay Rocío, esto no lo había leído!
tenés una voz muy lograda en los poemas, ha de ser por eso que me gustás tanto.

Un abrazo querida

george dijo...

delicia.

abrazo(s)

:Isza: dijo...

Que poema tan lindo para una madre.
Supongo que le habrá encantado :)