domingo, 5 de febrero de 2012

Como una luz de domingo.

 Everyday is like sunday,
everyday is silent and grey.

Morrissey





Como una luz de domingo 
a las 11.38 de la mañana 
entrando por los agujeritos ciegos
de las persianas.
Como el pie que asoma, 
desnudo,
como la mano que busca, 
desnuda,
como el cuerpo que se queja
queriendo ser desnudo también
pero no encuentra nada,
y se da la vuelta
y no hay nada,
solo la luz
y un cielo puntiagudo
que se cuelan
por la almohada
y son las 12.06
y amanece domingo 
como si a nadie le importara.




R.

13 comentarios:

DesdeLondonConAmor dijo...

Sublime. Eminente. Sencillamente inefable.

Pero recuerda: Mind The Gap!

:)

Rocío dijo...

Ohhhh, ¡Carla!
Qué ilusión tu comentario desde Londres... ¡gracias, gracias!

Desde Jaén, con amor y menos frío.

Muá.

MAR dijo...

:)

Anónimo dijo...

"...una especie de diario desordenado, sin un antes y un después demasiado precisos, escrito a partir de sensaciones de extrañeza, jugando con el contraste de emociones inesperadas, con la corriente alterna de los humores dispares que transforman insensiblemente a una misma persona..."
Carmen Martín Gaite

:-)
javier

Juan Antonio dijo...

Queriendo ser desnudo... Qué bonito, R. Me gusta y me evoca tantas mañanas de domingo blancas hasta lo imposible, como si a nadie le importara.

Bisous.

BaBel dijo...

pero no encuentra nada,
y se da la vuelta
y no hay nada,
solo la luz
y un cielo puntiagudo
que se cuelan
por la almohada
y son las 12.06
y amanece domingo
como si a nadie le importara.

El-la dijo...

Y sólo un domingo más: largo e inexorable...

Bigmouth dijo...

Siendo más de The Smiths que de Morrissey este poema es de rascar el domingo mientras uno se encuentra a si mismo, es cierto, a nadie le importa, no abandones la cama.
Un abrazo.

A. dijo...

Oh, los "agujeritos ciegos de las persianas" dan para mucho, no crees? Dan para relatar muchas cosas, y los domingos también, son como una estación en el que la que el tren no quiere detenerse pero por la que no se queja. Nuestro cuerpo necesita ese día, y si no cae en domingo, también.
Muy buenas vibras :)

Eleanor Smith # dijo...

Coincido con Bigmouth. Aunque no puedo ser muy objetiva: estoy enamorada de Morrisey ♥

Giuliano Lorca dijo...

Haces que el domingo no sea tan domingo... ¡Y eso no es poca cosa!

eloy dijo...

Qué domingo tan Domingo al leerte!
Y a veces, al dar la vuelta, es domingo y hay algo que nos espera. Aunque a casi nadie le importe.
Besos, Rocío, siempre es un gusto visitarte.

marceji dijo...

aish rocio los domingos son solo eso domingos...