domingo, 11 de diciembre de 2011

La pluie.



Y ahora que está aquí, mi amor,
tú que eres todas las mujeres.

Luis Alberto de Cuenca.



 Fotografía: Jessica Silversaga.


Igual
exactamente
igual
a la pureza de las vírgenes,
esta noche has venido a mí
en forma de lluvia.

Y esos dedos largos
han chapoteado
despacio
por la punta media
del pecho.

No sabemos bien
qué somos,
pero quién entiende
de identidad
cuando el agua te
adormece la piel
y hay amor
y sueño.



Rocío.

18 comentarios:

Paloma Corrales dijo...

Precioso. Me lo llevo a dormir ;-)

Un beso.

AmanecerNocturno dijo...

Amor y sueño, una gran combinación para estas noches de invierno.

Cometa errante dijo...

sueño....y sueños. Precioso!

sonia·marpez dijo...

esa sensación es genial.

Eleanor Smith # dijo...

Nadie necesita entender. Sólo sentir.

Un beso o 2 #

Pd. cada vez que vengo aquí me voy con una sensación tan placentera en el pecho ;)

Velero dijo...

Frente a la sequedad, el desamor y el insomnio.

Mi Colt está hoy cargado de desasosiego.

Saludos.

diego Trad dijo...

Una belleza!

Noelia Palma dijo...

Rocío, con una delicadeza...

Anouk A. dijo...

Un poco de agua de lluvia en la lengua para despertar con sosiego, a sweet sunday morning :)

Volianihil dijo...

Lo que por el norte llamamos escarcha allí es rocío. Doblemente. Esto es delicioso.

BaBel dijo...

la última estrofa ya es por sí un poemón

Carlos Rodríguez Arias dijo...

Alucinante, me dejas sin palabras
Un beso

eloy dijo...

Tan delicioso como el mejor de los sueños.

El viajero dijo...

Excelente poema.

Porcelana dijo...

Coño, ¡ya!
Quería venírseme algo a la cabeza cuando leí esto, y no caí hasta ahora mismo en qué era: Des perles du pluie venues de pays ou il ne pleut pas.

Ya tardé, joer.

vera eikon dijo...

Eso...quién entiende? y a quién le importa??? Muy bello, Rocío. Beso

mudo dijo...

ro, tú eres todas las mujeres.

Mario dijo...

Madre mía, te convertiste en poema...

Un saludo, agradecido.

Mario