lunes, 30 de septiembre de 2013



Si pudiera entender el sentido oceánico que a veces parece tener la vida probablemente no estaría aquí. Estaría cruzando el mar a nado, congelada de frío pero feliz de saber.


8 comentarios:

Undestinocontigo! dijo...

A veces hay cosas que superan a nuestra capacidad de entendimiento.
Pero hay que seguir adelante y no rendirse.
Besos.

Jesús Galbraith dijo...

Muchas veces he pensado que mar adentro están todas las respuestas

Tomás Rivero dijo...

El mar y la vida es una pieza de jazz. El jazz es improvisación. La vida y el mar improvisan. Estamos aquí tras un frío transoceánico que arropamos con la manta de una posible felicidad.

Sue dijo...

Cierto.

Santiago González Sacristán dijo...

Disparo, Jane Calamity. En serio, Rocío, déjate de esas cosas oceánicas, de las congelaciones y del resto de adjetivos inútiles. Y preocúpate, haz algo,muévete, no te quedes sentada horas y horas buscando el epíteto más adecuado. Eso lo hace Almudena Grandes porque cobra una pasta por sus elucubraciones de tres al cuarto. Si quieres ser una escritora, primero ayuda a los náufragos de las pateras, luego a los sin techo que se congelan en invierno en Madrid o donde tú vivas y luego vive, vive, vive, ayuda a los demás, a los enfermos, a los que te necesitan. Luego tendrás historias para contar. No tendrás que inventártelas, llegarán solas a tu pluma desde tu cerebro repleto de vivencias de seres humanos. Perdona que te dé consejos que no me has pedido, pero me has dicho que disparara y yo lo he hecho. Anda, hazme un favor, hazte socia de mi blog, lo lees y luego me cuentas. Un saludo cordial.

Santiago González Sacristán dijo...

Perdona, se me olvidaba. o que dice el Milosz ése o como se llame es de un infantil que repugna a cualquier ser humano con dos dedos de frente. Los pueblos se "salvan"(?) por su trabajo, por su esfuerzo, por sus dirigentes no corruptos, por una clase médica eficiente, por sus habitantes ilustrados y por alguna jota o algún tango o algún bolero o alguna rumba o alguna bulería de vez en cuando. La poesía es otra cosa, es decir lo que uno siente a ver si coincide con lo que otros sienten. Como verás, casi el paradigma de perder el tiempo. Rn mi blog vas a encontrar muchas respuestas, seguro. En esa confianza, este que lo es.

Pez en un Carrousel dijo...

La vida a veces es un poco así, inentendible, incomprensible. Y por mucho que nademos en ella, creo que nunca lograremos saber.

Miss Carrousel.

Vesper dijo...

Leo y parece mi cabeza la que ha escrito eso, me dejas pasmada.
Si te apetece visitame sería un honor.

Abrazos