miércoles, 9 de enero de 2013

Cénit



 Sí, la palabra justa es abandono.

Vicente Gallego 

 




Me pregunto
qué represento
ahora
qué función
qué huella
tengo
dónde quedo
a quién pertenezco.

Rocío.

11 comentarios:

María Góngora dijo...

Representas tu propia vida,
caminas tus pasos
marcando tus huellas,
te quedas en ti.

Te perteneces.

(y no hay nada más importante que eso, creéme)

Darío dijo...

Así estoy hoy, como una islita desrumbada, carajo.

Leonardo B. dijo...


[a dúvida,
nascida na palavra

aloja-se na sua própria sombra.]

um abraço,

Leonardo B.

Guillermo Altayrac dijo...

¡A ti! ¡Te perteneces a ti!

J and V dijo...

nos encanta tu blog, te seguimos, un beso<3
http://adolescenteconhormonasdesenfrenadas.blogspot.com.es/

A. del Rincón dijo...

Reitero, eres libertad,
de nadie más que de ti misma
¿para qué pertenecer a alguien?.
Saludos.
Entré por casualidad y me gustó.
Anna J R

Ale Vela dijo...

Hay preguntas que por el solo hecho de hacerlas nos alejan de la respuesta.

Estas son de ese tipo.

Rocío pertenece un poco al cielo, un poco al mar, un poco al aire, un poco a las flores y otro poco a los asesinos y los santos. A todos, a nadie, a si misma, etc...

Abrazo inconsciente!

:Isza: dijo...

Me encantó!


Saludos!

Carmen Troncoso dijo...

Magnifico!!

Anastasia K. dijo...

Vicente Gallego. Qué recuerdos.:´(

Miguel Buján dijo...

Todas esas dudas se reducen a una sola y básica. ¿En qué mirada abandonaré los ojos arrancados?