lunes, 26 de marzo de 2012

(Bis)


Porque las huellas borran las huellas
y aun así seguimos empeñados.




Porque el hombre,
dicen,
es el único animal
que tropieza dos veces
en la misma piedra.

Porque somos animales
y tu piel es la misma jodida piedra
donde tropezar,
una y otra vez
                         una y otra vez
in-ter-mi-ten-te-men-te
de amor.


Rocío.

9 comentarios:

c c Rider dijo...

Y siempre como extraños cuerpos.

Cometa errante dijo...

tropezar duele.

g dijo...

Un tropiezo suele provocar un avance más rápido. O, como decían en The tempest con mejores palabras: "By foul play, as thou say'st, were we heaved thence/But blessedly holp hither."

:Isza: dijo...

creo que todos hemos vuelto a tropezar con la misma piedra una y otra y otra vez mas...

Me encanto.

Besos!

Eleanor Smith dijo...

Es inevitable ese tropiezo. Más aún, si se trata del amor *

MiRutinaPreferida dijo...

Tropiezo, tan buscado, por mal que nos traiga.
Estúpidos animales.

Claudia Tubilla dijo...

Y cuanta razón. Nos da igual que nos hagamos una gran herida. Esa piedra ya nos ha robado demasiado cariño

Juan Antonio dijo...

Joder. Me gusta.

Lucy in the Sky with Diamonds dijo...

Con piedras así tropezar no parece tan terrible.

Amé esta entrada, sigue escribiendo así.

Te espero por mi blog, besos!