sábado, 9 de julio de 2011

Seguramente tus ojos sean tristes... o quizá lo sea la comisura de tus labios.
Quizá hagas un ruido demasiado molesto al comer o tengas un tic nervioso en el ojo izquierdo cada vez que te pongas nervioso. Odiarás a Godard tanto como yo lo quiero y no te gustarán las canciones en inglés. Andarás demasiado deprisa, agarrarás de la mano demasiado despacio. Te gustarán los jerseys con coderas, la playa en verano y el ruido del claxon. Posiblemente sonrías poco y mal. Y tu nombre... tu nombre no será el nombre precioso que yo imagino para gritar mientras hacemos el amor.

16 comentarios:

Sergio dijo...

Desde luego, difícil decepcionarte así.

Sentimentiras dijo...

Otra etiqueta podría ser "Me gusta quejarme sin motivo aparente".

Es mi espíritu incoformista.

:)

Sara dijo...

También dicen que la realidad supera la ficción, que el príncipe azul no existe y que tenemos demasiados pájaros en la cabeza...
Me gustó mucho el título anterior.
Un beso

emmagunst dijo...

me gustan los jerseys con coderas!!!

En mi "haber" me he pegado cada chasco!!! Los que sonríen poco algo esconden.POSTA.

y te dejo este poemita:

Error nominal

Cada vez que decía el nombre de su amante en el momento álgido, éste reclamaba no llamarse así. Desde entonces menciona a la deidad. Nada agrada más al hombre que ser equiparado con dios.



Nanim Rekacz

Sentimentiras dijo...

No existe, Sara... pero para quién esté enamorado esa persona será su príncipe azul ¿a qué sí? Yo prefiero pensar eso y seguir teniendo pájaros en la cabeza, y como dice Ismael Serrano en una canción, volar!
Un beso,bonita :)


Emma yo también creo que quien poco sonríe, mucho esconde! jaja.
Gracias por el poema, me gusta! Es otra opción ¿no? Si no me gusta el nombre siempré podré exclamar un "¡Dios!" :P
Besos.

Sonia dijo...

¿Y qué más da que le gusten las coderas, sus ojos sean tristes, haga un ruido molesto al comer o su nombre no sea el que tú imaginabas exclamar en un momento de éxtasis? Te aseguro que no será nada de lo que imaginaste, romperá los esquemas y te sentirás perdida, pero volarás :)

Porcelana dijo...

Qué cojonuda eres, querida.

vera eikon dijo...

Ahora siempre me enamoro de personas imprevistas. A la persona perfecta la conocí y amé hace tiempo, pero finalmente decidí dejar de amarla, para, precisamente, poder amar a personas imperfectas, con nombres equivocados. Eso sí, si puede ser que no hagan ruído al comer....Besos

Mr. X dijo...

Como dice mi querido profesor de plástica, la perfección es monótona y aburrida

Imilce dijo...

Bendita imperfección

Besos

Noelia Palma dijo...

es bueno encontrar tu blog, realmente, y este texto, me gusta mucho, es una mezcla de la realidad que verdaderamente estamos soñando...
un abrazo enorme

jojoaquin dijo...

me gusta tu tributo a las pequeñas cosas. Besos

Kramen dijo...

O puede que su nombre si sea el nombre y todo lo que dejaste escrito se convierta en un negativo de folio en negro y letras en blanco y entonces todo sirva...

Quien sabe... quizas debas preguntarselo, o directamente seguir investigado :D

Tuky dijo...

Que ternura!! me enamoré de esta simpleza.

Un abrazo

senses and nonsenses dijo...

adoro el primer Godard, las canciones en inglés y hacer el amor...

un abrazo.

Charcos dijo...

me gustan estos textos tan poemas tan palabras que llegan, tan pequeños que entran por las venas y allí explotan.

besicos